PAN DE MASA MADRE HECHO EN CASA

Hoy es un gran día para nosotros. HEMOS RECIBIDO LA PRIMERA FOTO DE NUESTROS ALUMNOS

Una de las cosas que Agernatura Nutrición pretende a la hora de impartir los talleres de cocina es, que los alumnos se lleven nociones sencillas, practicas y saludables que puedan replicar en casa e incluir en sus planes de cocina del día a día. Pues bien, parece que poco a poco vamos calando y hoy tenemos las primeras imágenes.

Pan artesano de masa madre hecho en casa

 

 

 

 

 

 

 

 

Al finalizar el taller de Pan artesano de Masa Madre se repartió a cada uno de los participantes la masa madre con la que Ornella realiza todos sus panes desde hace ya seis años. Ella nos explicaba que la masa madre tiene la misma edad que su segunda hija, y que al contrario que las levaduras que se venden en el mercado, que solo contienen una cepa de Saccharomyces cerevisiae, su masa madre contiene un pequeño ecosistema en el que conviven varios tipos de microorganismos tanto de levaduras como de bacterias lácticas, dándole características propias al pan que elabora.

La masa madre, es por tanto un conjunto de microorganismos vivos que hay que alimentar, sobre todo las horas previas a su uso en la elaboración del pan.  Para ello es preferible el uso de harinas ecologicas e integrales. Ornella alimenta su masa madre con harina de centeno ecológico.

Para que el pan sea de calidad y nos aporte los máximos beneficios es recomendable además que la harina sea de calidad.

Así conseguiremos un pan como el  de las imágenes.

¿Qué beneficios nos aporta el consumo de este tipo de pan?

  • Un pan de masa madre no usa levaduras, aceites, grasas ni aditivos; solo consta de tres ingredientes: agua, harina y sal. 
  • El proceso de larga fermentación permite una predigestión de las fibras y del gluten. Esto logra un pan de más fácil digestión
  • El aumento de ácido láctico eleva la acidez de la masa generando un ambiente ideal para la enzima fitasa, que ayuda a descomponer el ácido fítico presente en las harinas integrales. Esto permite una mejor absorción de vitaminas B1, zinc, hierro, magnesio, cobre y fósforo, los que se ven disminuidos cuando se hace pan con levadura comercial (levadura de cerveza).
  • Esta masa, al tener una mayor acidez, permite conservar el pan más fresco y sin hongos por más tiempo.
  • Al tener menor cantidad de aire, mayor contenido de nutrientes, es más denso, permitiendo sentirnos saciados por más tiempo.

Si te ha gustado, comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar