Verduras de primavera para sentirnos más ligeros

Las verduras de temporada son grandes aliados de nuestra salud, las de primavera nos ayudan a aligerar esos kilos que hemos acumulado durante el invierno. Aprendamos a incorporarlas a nuestro menú semanal.

Dejamos atrás el invierno, estación en la que solemos estar más recluidos, buscamos el calor de la casa, nos solemos mover menos (menos horas de sol, los días son más cortos y de vez en cuando nos sorprende un día nublado o lluvioso), sobre todo en estos tiempos de confinamiento en los que muchos gimnasios y piscinas han estado cerrados. Ha sido difícil mantener nuestras rutinas de deporte. Además, el frio nos abre el apetito y solemos comer mayor cantidad de grasas, es normal, ya que nuestro cuerpo necesita estas calorías para mantener su temperatura.

¿Cómo nos afecta el cambio de estación?

Todo esto puede haber contribuido a que se acumule algún kilo de más. Ahora puede ser buen momento para dejar atrás junto con la estación.

En primavera, llega el buen tiempo y con él, un cambio en nuestra alimentación y en nuestro estilo de vida. Nos toca limpiarnos de todo lo acumulado, depurarnos y florecer.

La naturaleza nos trae lo que necesitamos en cada momento y en primavera no va a ser menos.

¿Cuáles son las verduras de temporada que nos ayudan?

He clasificado estas verduras en dos grupos así tenemos.

  1. Verduras que nos ayudan a depurar y desintoxicar nuestro cuerpo:

Alcachofas, espárragos y apio,

 

Estas verduras (bueno la alcachofa es en realidad una flor) son diuréticas, nos ayudan a eliminar líquidos, son ricas en fibra y muy saciantes.

  1. Verduras que nos ayudaran conseguir comidas más ligeras con buen aporte de proteína vegetal:

Habas, guisantes y judías.

Estas verduras son ricas en minerales y vitaminas del grupo B, nos  ayudan a controlar los niveles de colesterol  y regular los niveles de azúcar en sangre. Son una buena fuente de proteína vegetal completa, lo que nos permite cubrir nuestras necesidades de este macronutriente sin necesidad de consumir carnes que suelen tener un contenido en grasas mayor.

¿Cómo usamos estas verduras en la cocina?

Alcachofa: Reconozco que tienen alguna complicación a la hora de limpiarlas y que pueden tener al comerlas restos fibrosos, Pero una vez que les coges el gusto, y has disfrutado de las buenas digestiones que las acompañan no querrás privarte de ellas.

Se puede preparar de múltiples maneras a la plancha, al vapor, al horno, rellenas, puedes añadirlas a un arroz o comerlas como guarnición cocidas y aliñadas.  Sólo tienes que animarte a comprarlas

Aquí te dejo un video para que aprendas a limpiarlas y algunas recetas en el menú semanal más abajo, a mi particularmente me encantan guisadas con patatas

Espárragos trigueros:  aunque parezca mentira también hay variadas formas de cocinarlos, la más sencilla a la plancha, los limpiamos y secamos bien quitamos la parte de final de tallo más dura y los ponemos enteros en la plancha con un poquito de aceite y sal gruesa, vamos dando vueltas para que se hagan por todos lados igual y cuando estén tiernos apartamos.  Fácil, sano y resultón.

Apio: El Apio para mí, es de las verduras más difícil de integral en la cocina, tiene un sabor muy fuerte con lo que para que los sabores en los platos sean homogéneos mantengan el equilibrio organoléptico lo mejor es no pasarse. Por ejemplo, al incluirlo en caldos y guisos.

El apio se puede añadir a las salsas de tomate  que se preparan para la pasta, por ejemplo. Y hay algunas recetas en las que figura como ingrediente principal: crema de apio, ensalada de apio y manzana e incluso los puedes alternar con las zanahorias en los crudites de hummus o tzatziki

Habas: Las primeras habas de la temporada son las más tiernas, se pueden consumir con la vaina,  me gusta aprovechar estas habas tiernas, hervirlas y tomarlas esparragadas (salsa de pan, ajo y comino) o en revuelto. Lo normal es que se desgranen desechando la vaina y cocinarlas como por ejemplo hacen en  Huelva  con menta.

Habas a la menta con jamón

Guisantes y judías: estas dos verduras son más comunes, solemos usarlas congeladas. Lo ideal es aprovechar que es su temporada, que están tope de minerales y vitaminas e incluirlas en el menú.

Para que te sea fácil aprovechar los beneficios de estas verduras y ayudarte a perder volumen te dejo un

Menú de primavera para sentirse más liger@

LUNES MARTES MIERCOLES JUEVES VIERNES
COMIDA Alcachofas con patatas

(a esta receta le añado un majado de almendras y huevo duro al final así completo el plato

Ensalada de berros canónigos y rúcula

Arroz con habas guisantes

Tabulé

Alcachofas rellenas

Ensalada de manzana y apio

Bonito al horno

Ensalada de primavera

Garbanzos con acelgas y bacalao

CENA Crema de apio

Mejillones al vapor

tortilla de espárragos

en tosta de tomate

judías con tomate

Bacalao en salsa verde

Espárragos plancha Hummus con crudites

(zanahoria y apio)

habas a la menta

Puré de patata

Por cierto, además de comer alimentos de temporada, esta época es ideal para empezar a realizar actividades al aire libre, tomar el sol, y de paso llenarnos de vitamina D de la que estamos tan faltos.

Y si después de leerme todavía te cuesta seguir una alimentación más ligera, basada en frutas y verduras de temporada, no dudes en contactar conmigo por whatsApp 652617712 o visitar la página www.agernatura.com. Puedes reservar una consulta personalizada para aprender a comer bien y vivir mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *